Go to Top

EJERCICIO FÍSICO

El ejercicio físico es una de las medidas preventivas más importantes que una persona puede hacer para disminuir el deterioro mental, según la Clínica Mayo. Treinta minutos de ejercicio diario puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer. Para aquellos ya diagnosticados con la enfermedad, es importante continuar con la actividad física y no desarrollar un estilo de vida sedentario. Estas pautas que describo a continuación son básicas:

Dar paseos al aire libre; 

Utilizar los pasillos de una residencia si el paciente de Alzheimer vive en un centro de atención.

Si una persona está en silla de ruedas, anímela a impulsarse en vez de ser empujada.  

Reproducir música de la época del  paciente para promover un ambiente positivo y estimulante. Haga que el paciente de Alzheimer siga el movimiento al ritmo de la música.  La música ayuda a los pacientes de Alzheimer a ejercitar los músculos de manos y brazos.

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer "Para que no se olvide" VOL. I y II

One Response to "EJERCICIO FÍSICO"

  • ¿Cómo controlo la ira de mi madre enferma de Alzheimer?
    12 noviembre, 2013 - 23:39

    […] El ejercicio: Caminar con regularidad, el movimiento, o hacer ejercicios sentados pueden tener un efecto positivo en muchos problemas de conducta, como la agresión. POST: Ejercicio físico […]