Go to Top

La demencia y la lengua

Una primera señal de demencia está en el lenguaje: el enfermo no puede encontrar las palabras adecuadas para nombrar los objetos; lo pueden sustituir por una palabra incorrecta, o directamente no  encuentran la palabra adecuada.

Puede llegar un momento en que la persona apenas pueda comunicarse a través del lenguaje. No sólo va a ser incapaz de encontrar las palabras para nombrar los objetos, sino que también puede olvidar los nombres de amigos y familiares. El enfermo, a menudo confunde las generaciones, confundiendo a su esposa con su madre, por ejemplo. Esto puede ser muy angustiante para sus seres queridos, pero es un aspecto natural de su pérdida de memoria.

La persona con demencia puede estar tratando de interpretar un mundo que ya no tiene sentido para ella porque su cerebro está procesando información de forma incorrecta. A veces el enfermo y los que le rodean se interpretan mal al intentar comunicarse. Estos malentendidos puede ser difíciles, y pueden requerir algún apoyo.

Las dificultades de comunicación pueden ser molestas y frustrantes para la persona con demencia y para quienes les rodean, pero hay muchas maneras de ayudar a asegurar el entendimiento.

Mañana las vemos; de momento, espero que se queden tranquilos si han podido reconocer a su familiar con esta dificultad de comunicación. Es absolutamente normal.

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer "Para que no se olvide" VOL. I y II

One Response to "La demencia y la lengua"