Go to Top

Esquema corporal

Las personas con demencia en fases avanzadas son personas con una limitación física importante, muchas de ellas se encuentran en silla de ruedas sin apenas movilidad, otras a pesar de que conservan la marcha tienen grandes deficiencias en la fuerza, el equilibrio, la coordinación, algunas se encuentran con  hemiplejias que les impiden cualquier tipo de movimiento voluntario, deficiencias sensoriales importantes. El cuerpo se llena de  dolor, malestar, inquietud, incomodidad en parte debido a la postura   y a la dolencia personal que cada uno tiene. Todo esto hace que un planteamiento de estimulación psicomotriz en este tipo de población tenga que ser algo muy sencillo y a la vez amplio en cuanto a variedad de actividades. Habrá ejercicios que serán imposibles para determinadas personas pero en cambio posibles para otras todo ello debido a esta heterogeneidad de funcionamiento físico.

No podemos olvidar tampoco la importante deficiencia  cognitiva que estas personas padecen que hace que  funciones como la memoria, el lenguaje, la comprensión verbal, las praxias, las gnosias estén muy afectadas por lo que las sesiones de psicoestimulación deben estar adaptadas a todas estas limitaciones.

Por ello a la hora de dirigirnos a estas personas debemos hacerlo con frases  cortas, sencillas y además acompañar la orden verbal con una demostración física, es decir, a la vez que le decimos lo que tiene que hacer se lo mostramos físicamente, incluso  habrá muchos casos en los que será necesario guiarles el movimiento.

Trabajar la conciencia del esquema corporal es lo que  se pretende  con este tipo de trabajo,  que el enfermo de alguna manera sientan su cuerpo, que lleven la atención al mismo y que perciban  que tienen  un cuerpo, que no solamente  aporta  malestar sino que también puede convertirse en una  vía para hacer que se sientan mejor. Teniendo en cuenta que estas personas pasan muchas horas de inactividad y en la misma postura todo lo que sirva para movilizar distintos músculos del cuerpo  y cambiar la postura ya se convierte en un importante beneficio.

Cuando trabajamos el esquema corporal no solo trabajamos el cuerpo a nivel físico sino que también es un buen momento para trabajar otro tipo de funciones mentales como el lenguaje, la memoria semántica, la memoria de trabajo, las gnosias, la comunicación con otras personas, etc.

Es importante también el componente divertido, en la medida de sus posibilidades, cuando hacemos cualquier tipo de trabajo se lo tienen que pasar bien,  fomentar la sonrisa, el juego y  la diversión hacen que sean más amenas las sesiones.

Desarrollo de los ejercicios del esquema corporal:

OBJETIVOS GENERALES

–         Reconocer e identificar las distintas partes de su cuerpo.

–         Señalar y tocar las partes fundamentales de su cuerpo.

–         Trabajar el vocabulario que tiene que ver con el cuerpo y su funcionamiento.

–         Trabajar la memoria semántica en torno al cuerpo y a su funcionamiento.

–         Mover y estirar distintas partes del cuerpo.

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer "Para que no se olvide" VOL. I y II