Go to Top

La alimentación de los enfermos de Alzheimer

La alimentación de los enfermos de alzheimer en fase avanzada

En la demencia grave son muy frecuentes las dificultades para asegurar una correcta alimentación e hidratación. Esto provoca un gran impacto emocional en el enfermo y su familia, obliga a plantearse la utilización o no de técnicas de alimentación e hidratación artificiales y conlleva complicaciones en la evolución de la enfermedad (malnutrición y neumonías por aspiración).

La desnutrición y la deshidratación tienen múltiples causas: dificultad en la masticación, disfagia, depresión, ausencia de apetito, rechazo a la alimentación, miedo a atragantarse…

La disfagia es la dificultad para llevar el alimento de la boca al estómago. En estos pacientes lo habitual es que la dificultad sea mayor para los líquidos que para los sólidos.  Es importante su detección precoz y su abordaje desde el inicio.

Signos de Alerta

Para su detección es preciso observar ciertos signos de alerta como el babeo, las arcadas, la tos y la acumulación de comida en la boca durante las ingestas, tanto de sólidos como de líquidos, además de la pérdida de peso. Es importante su diagnóstico precoz para que con las medidas adecuadas se pueda mantener durante el mayor tiempo posible una alimentación segura y suficiente por vía oral.

La disfagia también implica el paso del contenido habitual de la boca a vía respiratoria, es decir saliva, restos de comida…. En las personas con demencia grave es frecuente que la boca esté colonizada por gérmenes patógenos, debido a la deficiente higiene de la cavidad oral por la poca colaboración del enfermo (no abren la boca, muerden el cepillo, son incapaces de usar un colutorio….).

Cómo abordar la disfagia

Para el abordaje de la disfagia son precisos cambios en las texturas de los alimentos y en los comportamientos del cuidador encargado de supervisar las ingestas.

Es necesario ingerir unos 2 litros de líquidos al día (incluyendo agua, leche, sopas, caldos, gelatinas…). En la fase grave de la demencia, los enfermos pierden la sensación de sed o no saben expresarla. Es muy importante insistirles en que deben beber y para ello es imprescindible recordárselo, especialmente cuando hace calor, y ofrecerles líquidos varias veces al día entre comidas. De esta forma evitaremos las deshidrataciones, que pueden ocasionar situaciones graves y hasta fatales para ellos.

En personas con dificultad para la deglución hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones en la alimentación:

–         Los alimentos deben tener una textura homogénea, tanto para que no se atraganten como para que no escupan lo que no puedan tragar.

–         Evitar los alimentos que se fraccionan en partículas al masticarlos: galletas, patatas fritas chips…

–         Preparar purés en lugar de sopas, o espesar las sopas con espesante.

–         Añadir proteínas a los purés (carne, pescado, huevos…) triturándolas muy bien, dado que a los pacientes les cuesta mucho comer carnes y pescados tanto por las dificultades para masticar como para tragar.

–         Enriquecer los alimentos, por ejemplo añadiendo a los purés queso rallado o clara de huevo y a las frutas trituradas yogur, miel o cacao en polvo.

–         Sustituir la leche líquida por yogurt, natillas o cremas. Se puede dar leche si se espesa con cereales instantáneos o galletas pasándolas por la batidora.

–         Espesar el agua o los zumos con espesantes neutros o con sabor. Adaptar la consistencia alcanzada con el espesante a las necesidades del paciente en cada momento. Habitualmente se comienza con una consistencia tipo néctar  (1 cucharada sopera rasa de espesante por 100ml de agua), se pasa por consistencia tipo miel (dos cucharadas sopesar rasas por 100ml de agua) y se llega a una consistencia tipo pudin (3 cucharadas soperas rasas por 100ml de agua).

–         Otra forma de espesar los zumos es con cereales instantáneos.

–         Las gelatinas son una manera de administrar el agua de forma sólida y con sabores más variados y agradables que el agua con espesante. Además aportan proteínas, hidratos de carbono y vitaminas.

–         En determinados casos de disfagia leve, y si la persona es capaz de usarlas, las pajitas disminuyen el riesgo de atragantamiento con los líquidos. También hay vasos y tazas adaptados que favorecen una mejor postura en la deglución, evitan que el líquido se escape por los laterales dirigiéndolo al centro de la boca, al tiempo que regulan el volumen.

Además de las dificultades para tragar, con frecuencia los pacientes tienen escaso apetito, se cansan de comer y de masticar. Comentamos unas normas generales para solventar esta dificultad:

–         Mantener unos horarios de comidas y hábitos de vida rutinarios.

–         Repartir los alimentos y líquidos en hasta seis tomas al día.

–         Tener en cuenta sus gustos previos, en la medida de las posibilidades.

–   Evitar las prisas comiendo, los ambientes ruidosos, los gritos, las distracciones…

–         Poner a su alcance solo lo que precise: plato, cuchara y agua. Servir un plato cada vez.

–        Emplear cucharas de postre para evitar la acumulación de comida en la boca.

–         Emplear cubiertos de plástico, pesan menos y evitan lesiones.

–      Intentar que coma sentado o si está en cama lo más incorporado que sea posible.

–        Adoptar posturas que faciliten la deglución como una ligera flexión del cuello hacia delante.

–     En la medida de lo posible, tenemos que intentar que las personas con demencia coman por sí mismas, aunque en fases avanzadas esto suponga emplear las manos en lugar de los cubiertos. Para ello es preciso preparar alimentos que le resulten atractivos y que pueda coger con la mano: tostadas troceadas, fruta troceada, croquetas…. Poner babero o servilleta para evitar las manchas en la ropa.

El objetivo de estas indicaciones es intentar no convertir el momento de las comidas en una guerra diaria.

También existe la posibilidad de emplear:

–         Alimentación Básica Adaptada: son dietas trituradas (tipo purés) de alto valor nutricional (desayunos, comidas, meriendas y cenas) adaptadas a las características de las personas que tienen dificultades para alimentarse normalmente, con un aspecto de plato “hecho en casa”. Son fáciles y rápidas de preparar.

–         Suplementos nutricionales: son preparados alimentarios completos y de diversas consistencias y sabores, según las necesidades y gustos de cada persona, que se añaden a la dieta habitual aportando una cantidad extra de nutrientes.

Se trata de asegurar un aporte nutritivo adecuado que complementa la dieta habitual y evita la desnutrición.

Beatriz Grandal Leiros.

Geriatra. Clínica Psicogeriátrica Josefina Arregui. Alsasua (Navarra).

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer "Para que no se olvide" VOL. I y II

27 Responses to "La alimentación de los enfermos de Alzheimer"

  • LUISA
    23 Junio, 2014 - 7:48

    muy interesante los articulos que he leido , mi mama ya casi esta en esta etapa y trato de ayudarla lo mas que puedo , este articulo me a enseñado varias cosas que no sabia , gracias ….son de Bendicion en este momento dificil para mi , pero lo hago con todo mi amor hacia ella , y esto me ayuda muchisimo a enfrentar lo que se aproxima .

    • Eva
      23 Junio, 2014 - 8:05

      Hola Luisa; le mando muchos besos para afrontar la enfermedad; es usted muy valiente.
      Un fuerte abrazo!
      Eva.

  • Maria
    8 Julio, 2014 - 13:34

    Hola. Muy buena la información.
    Yo hoy por primera vez, fui a la farmacia por espesante.ya estaba viendo yo, q con los líquidos, se atragantaba.Esta enfermedad es todo un aprendizaje. Cada fase voy aprendiendo algo nuevo. Por eso se agradece tanto cuando poneis cualquier tipo d información. ..gracias

    • Eva
      8 Julio, 2014 - 15:55

      Gracias María! Mucho ánimo en tu labor;
      Un fuerte abrazo!
      Eva.

  • roldan vargas
    6 Enero, 2015 - 6:08

    Gracias por su ayuda. Tengo a mi amada madre en cama. No se mueve pero aun es alimentada por via normal. Esta muy delgada y lleva mas de 8 años luchando. Ya no vive… solo sobrevive un estado de dolor.. es muy difícil verla de esta forma. Soy de venezuela.. tengo 24 años y el dolor es infinito. . Esta enfermedad me robo a mi amada madre..

    • Eva
      7 Enero, 2015 - 16:27

      Hola Roldán; te envío un fortísimo abrazo desde España; sé que estás viviendo un momento durísimo y difícil de entender para alguien que no ha pasado por tu situación y más tratándose de una persona tan joven como tú.
      Un beso!
      Eva.

  • Norma González López
    16 Enero, 2015 - 4:34

    Mil gracias por sus comentarios, me están siendo de gran ayuda en estos momentos, mi mamita está pasando por esta etapa final, la tengo en cama, una rodilla ya no le funciona y ahora la mano por la rigidez tan extrema que está teniendo, no sé como combatir esta méndiga rigidez en su cuerpo….Gracias..Norma Glez. de México.

    • Eva
      18 Enero, 2015 - 22:55

      Hola Norma; gracias por su consulta. Me alegra saber que le puedo estar ayudando con mis artículos.
      La rigidez muscular se acentúa en la última etapa de la enfermedad, así como la resistencia al cambio postural; también pueden aparecer temblores. Para mejorar el tono muscular, puede darle masajes desde la punta de los dedos hacia el hombro, ayudándose de una crema hidratante; lo mismo desde la punta del pie hacia el muslo. Puede ser un momento placentero y de relajación para su mamá; sobre todo, NO lo realice de forma enérgica, sino más bien suave.
      Puede consultar a su médico sobre la rigidez muscular de su mamá, quien valorará si se pueden rebajar medicaciones que favorezcan dicha rigidez (por ejemplo, calmantes, tranquilizantes mayores, fármacos para vértigos o para diarreas) y se pueden valorar relajantes musculares (como el diazepam), aunque pueden no lograr ningún beneficio.
      Un abrazo.
      Eva.

  • Elsa Maria PERERA h
    26 Enero, 2015 - 18:38

    Gracias

  • Naida
    1 Febrero, 2015 - 23:46

    hola mi madre lleva 13 anos sufriendo de esta terrible enfermedad ,lleva en cama 3 ,porque una de sus rodillas se le estrofio,aunque todo pure ,todavia come ,pero de unas semanas para aca ya no come como antes,a bajado mucho de peso y eso me tiene muy preocupada ,ya no tiene mucho apetito,ya no se que mas hacer para que coma como antes,me puede ayudar . Gracias

    • Eva
      2 Febrero, 2015 - 15:37

      Hola Naida; gracias por su consulta. Entiendo su preocupación, porque la falta de apetito puede producir malnutrición proteico- calórica y deficiencias de nutrientes esenciales; así que mi recomendación es utilizar suplementos nutricionales (alimentos de alta concentración de nutrientes en poca cantidad de alimento) que aportarán una cantidad extra de nutrientes a la dieta de su madre.Se trata de asegurar un aporte nutritivo adecuado que evite la desnutrición.
      Por ejemplo, los productos dietéticos poseen una composición nutricional particular adaptada a los requerimientos nutricionales de una persona mayor (suelen estar concentrados en proteínas, vitaminas y minerales) y constituyen una opción excelente para mejorar la alimentación.
      Productos que le puedo recomendar son Ensure en “polvo”, “pudding” o “plus”, Resource “Puré” “Cereales o compota” “Protein” “Benefiber” “Energy” o “2.0” y Meritene (Sobres, sopas, cremas, bebidas; opcionalmente con fibra).
      Espero que pueda encontrar alguno de estos productos en alguna farmacia, parafarmacia o herboristería.
      Un saludo!
      Eva.

  • Liliana
    14 Abril, 2015 - 0:25

    Hola

    Formo parte del Taller de reflexión para familiares de personas con alzheimer. A diferencia de la mayoria de lo casos que vemos, un compañero tiene la siguiente situación: Su madre come desmedidamente, muchas veces al día y actualmente además ha sumado comportamientos agresivos.

    Se te ocurre alguna acción a seguir para conseguir cambiar este tema? Cuando ve que tratan de que coma razonablemente la situación se descontrola.

    Desde ya te agradezco cualquier aporte que nos hagas.

    Saludos!.

    • Eva
      14 Abril, 2015 - 22:03

      Hola Liliana; gracias por su consulta.
      Existen pocos estudios que tratan la relación entre los trastornos de ansiedad y la demencia, aunque sí se conoce que en los estadios iniciales del Alzheimer los síntomas ansiosos y la agitación que los acompañan son frecuentes; así, no resulta extraño que puedan mostrarse violentos a la hora de comer y negarse o comer compulsivamente sin ningún tipo de limitación, como es el caso de la mamá de su compañero de grupo.
      Diversos fármacos pueden provocar o acentuar los síntomas ansiosos, como el haloperidol, antidepresivos, anticolinérgicos, broncodilatadores, corticoides …así que antes de nada, su neurólogo debería visitar y hacerle pruebas a la enferma.
      El tratamiento de los trastornos de ansiedad en el Alzheimer exige una valoración integral que considere los aspectos físico, intelectual, ambiental y social del enfermo. Así:
      • El médico debe descartar causas que originen o potencien ese cuadro de ansiedad, como pueden ser arritmias, exceso de cafeína, déficit de vitaminas…
      • Dicho facultativo debe descartar la presencia de otros trastornos psiquiátricos, tipo depresion.
      • Distinguirá si los síntomas corresponden a una crisis de angustia, a una fobia o a un trastorno obsesivo-compulsivo.
      • Cambios familiares o ambientales en el entorno del paciente.
      Ciertas intervenciones no farmacológicas pueden ser de utilidad para paliar la ansiedad de la mujer: evitar su aislamiento, apoyo y tranquilización verbal, técnicas de relajación, aspectos conductuales, fomentar su participación en decisiones y actividades
      Algunas normas básicas para la alimentación de estos pacientes consisten en:
      • Servir los platos uno detrás de otro en un orden lógico;
      • utilizar vajilla y cubertería adaptada de fácil uso, los vasos que sean transparentes para que puedan ver su contenido y no desconfíen;
      • no mezclar comidas con sabores muy opuestos;
      • si es posible, sentarse a comer con ellos para que ellos lo hagan por imitación.
      • Limitar el acto de la comida a 30 minutos y respetando siempre el mismo horario de comida, para crear una rutina fácilmente recordable.
      Espero que pueda ayudar a su compañero que está pasando por esa situación tan poco agradable.
      Un abrazo!
      Eva.

  • iñaki
    22 Julio, 2015 - 22:50

    Desearia saber , como mezclar, la carne, pescado y huevos con las verduras y legumbres, porque creo que habra recetas para cada cosa, Lo solicito para mi mujer que sufre de Alzehimer y le cuesta masticar. muchas gracias

    • Eva
      11 Septiembre, 2015 - 12:07

      Hola Iñaki; gracias por su consulta.
      Me temo que yo no puedo ayudarle en ese tema porque no soy nutricionista y desconozco el tema.
      Un saludo!
      Eva.

  • Alejandro
    5 Septiembre, 2015 - 20:11

    Buenas tardes amiga soy de Venezuela me llamo Alejandro he sufrido al lado de mi madre esta enfermedad por 5 años pero en noviembre le dio chincungunya y me recayo por completo ahora ya no camina perdió la fuerza muscular y no traga mi esposa con paciencia le daba la comida pero mis hermanos no la ven desde hace seis años y a través de un tercero y me han denunciado por abandono a mi mama y se la han llevado a un centro donde al parecer le han colocado un gastrotomo mi consulta ella volverá a comer por la boca o también perderá esa capacidad como ha ido perdiendo las demás estoy preocupado ella se angustia con personas desconocidas y hoy día para ella esos hijos son desconocidos que puede decirme

    • Eva
      11 Septiembre, 2015 - 12:56

      Hola Alejandro; entiendo su preocupación.
      Desconozco los síntomas de la chincungunya, pero está claro que no beneficia para nada la enfermedad de su madre. Está claro que afecta de forma muscular y pede estar relacionado con que su mamá no pueda tragar y que si no ha mejorado su estado es porque el virus le ha atacado muy fuerte y ella no ha podido remitirlo debido a su enfermedad. No puedo asegurarle que vuelva a comer por boca, pero no pinta muy bien.
      Mucho ánimo en su lucha para cuidar a su madre.
      Saludos!
      Eva.

  • Hernán Rosas (Colombia)
    16 Septiembre, 2015 - 2:16

    Buenas noches. Recibe un cordial saludo.
    Tengo a mi madre en una situación crítica respecto a su alimentación ,tiene enfermedad deAlzheimer de 11años de evolución , ha perdido bastante peso desde hace más o menos unos 6 meses y en el momento rechaza bastante la comida, escupiendo lo poco que logra aceptar.Hemos considerado muchas de las formas de prepararle la comida, pero un día recibe algo y al siguiente muy pero muy poco.Solicito A Usted por favor la orientación más adecuada al respecto, pues está situación afecta considerablemente a mi padre que ha participado muy de cerca de su cuidadoy en igual forma a cadauno de nosotros su familia que en igual forma permanecemos cerca de ella junto a su cuidadora .

    • Eva
      25 Septiembre, 2015 - 12:14

      Hola Hernán; gracias por su consulta.
      Cuando un enfermo de Alzheimer se niega a comer, tendremos que intentar explicarnos por qué ocurre; puede deberse a un cambio del lugar de comer, que hace frío en esa habitación, porque hay mucho ruido, la comida está fría o excesivamente caliente, el enfermo tiene algún dolor, presenta estreñimiento, o incluso las prisas del cuidador por darle la comida.
      En fases avanzadas de la enfermedad puede ser necesario preparar los platos de manera especial, con otro tipo de consistencia, con texturas suaves, sin mezclar sabores ni aromas.
      Pueden probar con suplementos nutricionales, como aparece en el artículo, que a poquito que coma, quedará cubierto su necesidad de nutrientes.
      Si aún así no come, lo que es importante es que esté hidratada; la buena hidratación del enfermo es tan importante como una buena higiene general. Debe beber abundante cantidad de agua y si existe dificultad para deglutir líquidos, pueden utilizar espesantes.
      Un saludo!!
      Eva

  • Judith Jiménez
    20 Septiembre, 2015 - 21:22

    Hola:
    Les escribo desde Venezuela. Mi Cuñada tiene demencia tipo alzhéimer diagnosticada y tratada desde hace 10 años. Actualmente tiene 70 años, y me preocupa que desde ayer ha dejado de comer por si misma, pero mantiene el apetito, sólo que aún con el plato de comida delante de ella, es incapaz de llevársela a la boca. Ya en días previos observamos que tomaba algunos bocados de alimento, y el resto había que suministrárselos, pero como expresé, desde ayer no toma nada de alimento, hay que dárselos, no los rechaza y mastica y traga sin problemas.
    Algún consejo por favor y según su experiencia, es sólo algo de momento o se irá a mantener así.
    Gracias

    • Eva
      25 Septiembre, 2015 - 12:52

      Hola Judith; gracias por su consulta.
      Seguramente está olvidando cómo se utilizan los utensilios para comer. Es importante que le ayuden a comer, pero que en la medida de lo posible lo siga haciendo ella. ¿Cómo? pueden ponerse delante suya y hacer que les imite; o ayudarle a coger la cuchara y llevársela a la boca y animarla a que lo haga ella después, siempre dando órdenes cortas y sencillas (“coge la cuchara” cuando la coja …”llénala con un poco de sopa” cuando lo haga …”acércala a la boca” ….). Es muy cansado y hay que tener mucha paciencia porque hay que insistir en cada paso, en cada cucharada, pero podemos retrasar el hecho de que coma de forma asistida total. Una vez que llega a esta etapa, la enfermedad avanza implacable y no habrá forma de que vuelva a comer por sí sola, por eso la importancia y el papel importante del cuidador para que siga siendo autónoma en este sentido.
      Un saludo!
      Eva

  • mercedes
    2 Noviembre, 2015 - 14:58

    Cuido de mi madre enferma esta en la ultima fase aunque aun tiene movilidad desde hace una semana se niega a comer y esta mas alterada consigo que coma puré,yogur o gelatina pero a lo largo de la tarde en el centro de día se ha negado a comer y a participar en nada ha perdido peso aunque su masa corporal se mantiene al limite que puedo hacer en esta fase

    • Eva
      13 Enero, 2016 - 13:24

      Hola Mercedes; en esta fase tan complicada para el cuidador, pediría ayuda a los profesionales de cuidados paliativos para que le orienten a usted y le apliquen el mejor tratamiento a su madre para mejorar su bienestar.
      Un saludo!
      Eva.

  • silvia avila
    26 Noviembre, 2015 - 15:49

    Muy buenas orientaciones , gracias por su ayuda …esto me sirvio mucho para poder cuidar mejor de las personas con esta enfermedad.

    • Eva
      13 Enero, 2016 - 15:24

      Gracias Silvia!
      Un abrazo!
      Eva.

  • Anibal
    30 Diciembre, 2015 - 22:22

    Hola Sta. Eva, mi padre tiene la enfermedad desde hace un año y la ha desarrollado muy rápido, por lo cual al alimentarlo tenemos dificultades para que trague los alimentos, desearía que me pudieras aconsejar al respecto. gracias de antemano.