Go to Top

Áreas de atención al final de la vida de un enfermo @markeleva

Hablábamos en un post anterior sobre el final del enfermo; el objetivo que tenemos que perseguir en esos momentos es prevenir o aliviar el sufrimiento tanto como sea posible, respetando los deseos de la persona moribunda.luna entre nubes

Probablemente esté leyendo esto porque alguien cercano a usted está muriendo, por lo que puede interesarle saber cómo dar consuelo, qué decir, qué hacer. Al mismo tiempo, posiblemente se muestre inseguro/a  sobre lo que se necesita, o esté preocupado/a  por hacer las cosas mal, o tiene miedo de estar allí o no estar allí en el momento de la muerte.

Bien, entonces vamos a aclarar las áreas de atención al final de la vida de un enfermo.

Quizá con más información, logremos que usted reduzca los niveles de ansiedad y estrés de estos duros momentos:

En términos generales, las personas que están muriendo necesitan atención en cuatro áreas de confort físico, las necesidades mentales y emocionales, las cuestiones espirituales, y las tareas prácticas.

Hoy veremos las necesidades físicas:

¿Cómo podemos hacer que una persona que se está muriendo se sienta más cómoda?

El malestar puede provenir de una variedad de problemas que vimos en el post anterior y para los cuales hay cosas que usted puede hacer. Decíamos que una persona enferma al final de sus días puede ser incómodo debido a:

  • Dolor
  • Problemas respiratorios
  • Los problemas digestivos
  • Sensibilidad a la temperatura
  • Fatiga

DOLOR

  • Dolor. Ver a alguien que amas sufriendo es bastante difícil. No todo el mundo que se muere experimenta dolor. Los expertos creen que la atención a alguien que está muriendo debe centrarse en aliviar el dolor sin tener que preocuparse acerca de los posibles problemas a largo plazo de la dependencia de las drogas o el abuso.
  • No tenga miedo de dar tanto analgésico como está prescrito por el médico. El dolor es más fácil prevenir que aliviar; el dolor abrumador es difícil de manejar. Trate de asegurarse de que que no se abusa de medicamentos para aliviar el dolor. Si el dolor no se controla, pregúntele al médico o a la enfermera para organizar la consulta con un especialista en el manejo del dolor.
  • Luchar con el dolor severo puede ser agotador. Puede hacer que sea difícil para las familias porque el dolor puede afectar al estado de ánimo del enfermo; comprensiblemente, el paciente estará más irascible, de mal humor; la irritabilidad resultante del dolor puede hacer que sea difícil hablar, compartir pensamientos y sentimientos…

PROBLEMAS RESPIRATORIOS

  • Los problemas respiratorios. Decíamos que la falta de aliento o la sensación de que se dificulta la respiración es una experiencia común al final de la vida.
  • Trate de elevar el cabecero de la cama, abra las ventanas, utilice un humidificador o tenga un ventilador en la habitación. A veces, el médico sugiere oxígeno adicional, para ayudar a paliar el problema.
  • Personas muy cercanas a la muerte pueden tener una respiración ruidosa llamada estertor. Esto es causado por los fluidos que se acumulan en la garganta o porque los músculos de dicha garganta se relajan. Puede ser útil tratar de movilizar al enfermo para que descanse de lado.

PROBLEMAS DIGESTIVOS

  • Los problemas digestivos, como náuseas, vómitos, estreñimiento y pérdida de apetito son las quejas más comunes. Las causas y los tratamientos para estos síntomas son muy variadas, así que hable con su médico o enfermera de inmediato. Hay medicamentos que pueden controlar las náuseas o vómitos o aliviar el estreñimiento.
  • Si su familiar quiere comer, pero se encuentra muy cansado o débil, puede ayudarle con la alimentación: Si la pérdida de apetito es un problema, puede animarle a comer ofreciéndole con delicadeza sus comidas favoritas en pequeñas cantidades. O trate de servir comidas frecuentes, más pequeñas en lugar de tres grandes; pero, no le fuerce a comer, porque hay veces que comer puede aumentar la incomodidad. Perder el apetito es una parte común y normal de morir. Una decisión consciente de renunciar a los alimentos pueden ser parte de la aceptación de la persona que la muerte está cerca.

SENSIBILIDAD A LA TEMPERATURA

  • Sensibilidad a la temperatura. Las personas que se están muriendo pueden no ser capaces de decir que sienten demasiado calor o demasiado frío, así que esté alerta a los síntomas. Por ejemplo,
  • alguien que tiene demasiado calor podría intentar quitarse una manta varias veces. Lo que puede hacer en ese caso es quitarle la manta y ponerle un paño de agua fría sobre la frente.
  • Si una persona está encogiendo sus hombros, tirando de las mantas, o incluso temblando, asegúrese de que no tiene fiebre y  suba la calefacción y añada otra manta, pero evite las eléctricas ya que pueden calentarse demasiado.

FATIGA

  • Fatiga. Mantenga actividades simples en el caso de que el enfermo todavía pueda moverse: Por ejemplo,puede utilizar un orinal o una bacinilla en lugar de hacer al enfermo caminar hasta el baño.
  • Los tratamientos médicos pueden ser incómodos y pueden mermar la fuerza de una persona que se está muriendo. Algunos pueden no ser necesarios y podemos solicitar al médico dejar de administrarlos.

Los expertos sugieren que llevar a un enfermo a un lugar diferente, como un hospital, cuando está cerca de “su hora”, se debe evitar si es posible. No se enfade con su facultativo si se niega a ingresar al paciente en esa etapa; es muy fácil que desarrollen alguna enfermedad como por ejemplo neumonía, que haga acelerar el momento de su muerte.

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer “Para que no se olvide” VOL. I y II

13 Responses to "Áreas de atención al final de la vida de un enfermo @markeleva"

  • Isabel Cordero
    17 junio, 2013 - 22:19

    Me han gustado mucho los dos post sobre los últimos momentos. El de los síntomas y éste, de cómo tratarlo. Los he puesto los dos en mi scoop-it sobre Alzheimer. Creo que a pesar de lo duro del tema, lo has abordado con mucha sensibilidad, Eva. He aprendido mucho con los dos. Es impresionante cómo sucede ese paso tan transcendental, yo no lo sabía y me ha dejado, literal, con la boca abierta.
    Besitos, Eva!

    • eltallerdemismemorias
      17 junio, 2013 - 22:33

      Muchísimas gracias, Isabel; intento explicar este tema desde la sensibilidad emocional en la que me encuentro ahora con respecto a la abuela de mi marido, que es al fin y al cabo, la que me ha inspirado a hablar de ello. A veces, no sabes si te quedas aséptica o te estás pasando de dura. Así que una vez más, gracias por darme luz!!

      Sólo hacer hincapié en que los últimos días son diferentes para cada persona. Vienen en su propio tiempo y a su propia manera. Sin embargo, el proceso final a menudo sigue un camino algo predecible. Varios cambios fisiológicos nos dan la señal de que la muerte está cerca. Eso es lo que intento explicar, pero no tienen por qué darse todos, incluso puede no aparecer ninguno.

      Como comento en el artículo, saber qué esperar en este momento difícil puede disminuir algunos de los temores y preocupaciones de los familiares. Cuando una persona con la enfermedad de Alzheimer se encuentra en las últimas etapas de la enfermedad, la atención debe centrarse, a mi modo de ver, en la calidad de vida y confort, en lugar de alargar la mala vida y dar tratamiento. El próximo post escribiré sobre ello y prometo que los siguientes no serán tan duros 😉

      Un besazo y gracias por tu fidelidad!! :-)))
      Eva.

  • macmaria27 cuidadoradealzheimer
    19 junio, 2013 - 9:48

    Gracias por enseñarnos tanto, ahora mismo lo comparto en mi blog de “Desarrollo Personal” haciendo un reblog(y una mención) en http:cuidadoresalzheimer.wordpress.com y en el grupo de facebook de Fase avanzada al que te invito desde aqui y por supuesto en el resto de redes sociales. Gracias por transmitir serenidad, quietud y formación en esta fase de la vida tan importante y estoy totalmente de acuerdo contigo que la calidad de vida y confort para nuestro familiar Alzheimer sería una de las prioridades.
    Un beso muy grande

    • eltallerdemismemorias
      19 junio, 2013 - 9:58

      Gracias a tí por tu apoyo, macmaria27!

      Me alegra saber que soy de “utilidad”! 😉

      Muchas gracias por tu invitación; la acepto encantada!! Un abrazo!!

  • cecilia muñoz arévalo
    27 junio, 2013 - 19:00

    no he leido algo parecido a como se encientra mi hermana, Es alimentada por la naríz, no habla, no camina, usa pañales y ultimamente le ha repetido una infección urinaria (de las más fuertes), pienso que está muy cercana a la muerte. Además tiene una “escara” profunda en el coxis que está con necrosis. Ella está muy rígida ya…CUANTO TIEMPO PUEDE SOPORTAR UNA PERSONA EN ESAS CONDICIONES!! ESTOY MUY ANGUSTIADA.
    Debe seguir aplicandosele antibióticos para la infección,? Debe seguir haciendose las curacuones de la herida, eso es muy doloroso no?

    • eltallerdemismemorias
      28 junio, 2013 - 10:54

      Hola Cecilia; gracias por su consulta.

      Siento que esté pasando por este proceso; es muy difícil su papel cuando siente malestar y angustia al no poder ayudar a su familiar, pero debo decirle que su hermana es muy afortunada de tener una familia tan preocupada por ella y que hace todo lo posible para cuidarla lo mejor que saben.

      Si bien yo no soy médico y no conozco el informe de su hermana salvo lo que usted me cuenta, le puedo hablar desde mi perspectiva, criterio y experiencia:

      A medida que la enfermedad avanza, los síntomas y las necesidades de la persona que vive con la enfermedad de Alzheimer cambian. Una persona que como su hermana parece que se encuentra en una fase avanzada de Alzheimer por lo general:
      1. Necesita ayuda a tiempo completo con el cuidado personal.
      2. Pierde la capacidad de comunicarse con palabras.
      3. Tiene dificultad para comer y tragar; de ahí que la alimenten con sonda naso- gástrica.
      4. Es vulnerable a las infecciones; la más común es la neumonía, pero es muy normal que tenga infecciones de orina cada vez más frecuentes.
      5. Es incapaz de caminar; una vez que la persona deja de caminar o se queda en una posición demasiado tiempo, o encamada como supongo que es el caso de su hermana, pueden aparecer úlceras por presión. Seguramente, la cura de dicha úlcera sea el DESBRIDAMIENTO (eliminación del tejido necrosado); el objetivo del tratamiento es crear un entorno que promueva la curación al permitir la formación de células nuevas. Los médicos y especialistas suelen controlar el dolor con analgésicos.

      Cuando la situación del enfermo se acerca a su final, la familia se siente desbordada por una sintomatología que aunque se ha producido anteriormente, esta vez no cede al tratamiento, o al contrario, se producen nuevos signos muy alarmantes que le inducen al familiar a ingresar urgentemente en un centro sanitario. Para la familia su preocupación principal en ese momento es que no sufra. Para cuidar bien en el final de la vida es preciso que tengamos en cuenta lo siguiente:
      • El enfermo tiene derecho a ser aliviado de su dolor, aunque de ello se derive, como efecto secundario una aceleración de la muerte que no pretendida directamente.
      • También tiene derecho a que no sufra ningún otro síntoma molesto.
      • Mantener la medicación que no tiene utilidad en esta etapa de la enfermedad y que no está orientada al control de síntomas molestos, no tiene sentido.
      • ¿Qué más podemos hacer para que el final de la vida sea más cómodo?. Debemos evitar aquellos procedimientos terapéuticos que disminuyan la confortabilidad, aquellos tratamientos que son más insufribles que la propia enfermedad, o prácticas fútiles (de poca importancia o insignificantes) o maleficentes, aunque todo ello se hiciera con la mejor voluntad. Si no queremos equivocarnos debemos cuidarle como nos gustaría que nos cuidasen a nosotros. Si Usted cree que desbridar la úlcera no hace sino añadir más sufrimiento a su familiar, puede pedir que dejen de practicarle la cura; pero supongo que el dolor que le supone tenerla hará que siga necesitando medicación para el dolor.

      La Medicina cuando no ha podido evitar que aparezca la enfermedad o, una vez aparecida, vencerla, deberá aliviar al enfermo en sus secuelas y procurarle una muerte confortable.

      Una Medicina que deberá asegurarnos que nadie morirá con dolor ni solo.

      La demencia no es propiamente la causa última de la muerte; es un proceso largo que puede durar días, meses o años. en situaciones de enorme deterioro (a diferencia de otras enfermedades como el cáncer) en el Alzheimer no existen datos suficientes para hacer un pronóstico en términos de tiempo. La causa de muerte más común es la neumonía por aspiración. Otra causa frecuente de fallecimiento son las úlceras de decúbito infectadas.

      Entonces, se debe plantear qué desea para su hermana, si es el momento de mirar a la muerte cara a cara y aceptar, después de tantos años de lucha y sufrimiento, el final de la vida, deseándole una muerte en paz, un proceso de morir acorde con la dignidad de esa persona, serena, tranquila. Sustituyendo el objetivo tradicional de la medicina (supervivencia) por otros propios de la medicina paliativa, como el confort del enfermo, independientemente del tiempo de vida que le quede, con el fin último de su muerte en paz; lo único que nosotros podemos vencer es la mala muerte, sintiendo la satisfacción de haber cuidado lo mejor posible a nuestro ser querido hasta el último instante.

      Consulte a su médico y sugiera la medicina paliativa para su hermana.

      Un abrazo y ánimo en este momento duro.
      Eva.

  • rosa elena cano mauricio
    21 octubre, 2013 - 3:14

    yo acabo de perder a mi madre no se si hiece lo correcto o no ya cuando estuvo al final de su camino no quise ingresarla a un hospital y la deje aqui en casa pero mi duda es si la viera ingresado estuviera aqui conmigo? gracias

    • Eva
      22 octubre, 2013 - 8:59

      Buenos días Rosa Elena; le acompaño en el sentimiento; es muy duro perder a un ser querido.
      Quiero darle las gracias por su consulta y decirle que una persona enferma de Alzheimer puede estar en su hogar hasta el último día de su vida; no existe necesidad de sacarlo de él si en su casa tiene los cuidados sanitarios, humanos y ambientales necesarios para que esté bien atendido. Si usted considera que le ha cuidado como debiera, entonces tiene que estar tranquila; es normal que sienta muchas emociones encontradas y que piense que podría haber estado mejor en otro sitio. Esta enfermedad tan cruel encuentra su final sin miramientos. Yo, particularmente, soy de la idea de que el enfermo termine sus días en su casa, rodeado del afecto y del cariño de sus familiares, que es lo último que les queda.
      Un abrazo fortísimo!!
      Eva.

  • marian vallejo lopez
    18 mayo, 2015 - 13:27

    mi madre estaba con alzheimer severo, pero todavia comia con cuchara y le dabamos agua con espesante.EL seis de febrero debio hacer una broncoaspiracion y la llevamos corriendo aurgencias .alli nos dijeron que estaba terminal y que el analisis habia salido desastroso la subieron aplanta y la medico le cambio el antibiotico (habia estado con augmentine enurgencias) y le puso dalacin aunque segun su criterio estaba agonizando se lo mantuvo cuatro dias junto con cortisona .y al cuarto dia le qito toda la medicacion diciendo que no estaba respondiendo y empezo asuministrarle paleativos.Duro todavia 3 dias mas hasta que elsabado 14 de febrero fallecio.Mi pregunta es ¿porque le quito el antibiotico tanpronto?si un antibiotico se deja de 7 a 10 dias ) porque no probol con otros ni le hizo un analisi de secreciones para ver a que antibiotico era sensible?me lo pregunto una y otra vez y entroen una espiral de la que no puedo salir. .poque usan la morfina con tanta ligereza en pacientes que podian haber salido?ayudenme por favor necesito ver con claridad y no con este ahogo que me desespera.Gracias de antemano por su consuelo.

    • Eva
      11 septiembre, 2015 - 11:00

      Hola Marian. Siento su desesperación. Espero que se vaya encontrando mejor.
      Parece que el cuadro con el que ingresaron a su madre en urgencias era muy grave e irremediable. Los doctores aplicaron los cuidados paliativos para brindarle consuelo y paz en lugar de cura, porque seguramente, bajo su criterio, ya no podían hacer nada por la vida de su madre.
      Un fuerte abrazo.
      Eva.

  • Patricia
    1 junio, 2015 - 1:33

    por mi parte, tengo mi papa un hombre joven de 63 años. Su enfermedad de Alzheimer va a pasos rápidos. Hace un mes y medio dejo de caminar y ahora hace 3 semanas de tragar.
    Tomamos la decisión de llevarlo hacer una gastro, pero al llegar al hospital tenía pulmonía por aspiración de alimento. Mejoro un poco y luego de 3 semanas esta en casa.
    Es triste porque yo veo su cara diferente, y necesita oxigeno , en tampoco tiempo esta a punto de una úlcera en la espalda ….
    Esta enfermedad es una cruel y cada etapa dolorosa.
    Solo se que le hemos dado el mejor cuidado y hemos sido nosotras que lo hemos cuidado.
    Pero yo se, que mi papa no llega a diciembre .
    No se que mas hacer. Solo no quiero que sufra

    • Eva
      11 septiembre, 2015 - 11:20

      Hola Patricia; entiendo su sufrimiento; es muy duro ver a un familiar en ese estado y más siendo tan joven.
      Pueden pedir ayuda a las unidades de cuidados paliativos para que apliquen el tratamiento que permitirá a su padre vivir sereno la etapa que le está tocando pasar.
      Un fuerte abrazo!
      Eva.