Go to Top

10 Razones por las que un cuidador de Alzheimer debe sonreír

¿Por qué un cuidador de Alzheimer debe sonreír?

Hace unas semanas, una empresa me pedía que preparase un curso para profesionales de atención directa que trabajan en residencias geriátricas; la temática es “la gestión del estrés”; entre los temas a tratar están:

Causas del estrés

Estrés laboral

Personalidad, estrés y salud

¿Cómo nos afecta el estrés?

Síntomas físicos del estrés

Prevención del estrés

Control del estrés

Alimentación contra el estrés

Ejercicio contra el estrés

Métodos de relajación

Síndrome del Burnout

 Control de los sentimientos y emociones

Entonces, se me ha ocurrido que de hoy en adelante, hasta que concluya el curso, ustedes van a ser partícipes del mismo pero a través del blog. Es un curso 100% subvencionado, como quedan pocos, pero la información puede ser valiosa para todos aquellos que estén en situación de estrés o sean proclives a estarlo debido a su labor de cuidadores.

Así pues, les invito a participar activamente de estas sesiones; entre ustedes y los alumnos presenciales trataremos de enriquecernos con nuestras aportaciones.

Mis lectores ya tienen cierta ventaja, porque cuentan con dos entradas en el blog que hablan de los 7 Signos de agotamiento del cuidador de Alzheimer y 5 Estrategias para pensar con claridad cuando el agotamiento nos atrapa

Como el curso está a punto de comenzar pero todavía no hemos empezado y no quiero adelantarme, empezaré la semana con una sonrisa, por eso les dedico unas palabras para que ustedes sonrían conmigo:

Smiling

1. Sonreír nos hace atractivos:

Nos sentimos atraídos hacia las personas que sonríen; siempre querremos conocer a una persona sonriente y ver qué tiene de bueno. Sin embargo, el ceño fruncido nos aleja de la gente.

2. Nuestro estado de ánimo cambia si forzamos la sonrisa:

Cuando se sienta deprimido, trate de sonreir. Existe una gran probabilidad de que el estado de ánimo cambie para mejor. Sonreír puede engañar al cerebro y ayuda a cambiar su estado de ánimo.

3. La sonrisa es contagiosa

Cuando alguien está sonriendo, ilumina la habitación, cambia los estados de ánimo de los demás y hace que las personas sean más felices. Una persona que sonríe trae la felicidad con ella. Sonría mucho y así atraerá a la gente a usted.

4. Sonreir alivia el estrés

El estrés puede aparecer en nuestras caras, en nuestros gestos, aunque no queramos. Sonreír ayuda a impedir que su aspecto parezca cansado o desgastado (sabemos que los enfermos de Alzheimer captan el lenguaje no verbal con mayor facilidad). Cuando usted esté estresado, debe tomarse un tiempo para intentar sonreir; no le digo que sea fácil, pero verá cómo el estrés tiende a reducirse y usted estará en mejores condiciones para actuar.

5. Sonreír refuerza su sistema inmunológico

Sonreír ayuda al sistema inmunológico a funcionar mejor. Cuando sonríe mejora la función inmune, posiblemente porque está más relajado. Prevenga la gripe y los resfriados con una sonrisa! 🙂

6. Sonreír reduce la presión arterial

Cuando sonríe, hay una reducción medible de la presión arterial. Compruébelo si tiene un aparato de presión arterial (esfigmomanómetros) en casa: siéntese un momento y realice una primera lectura de su tensión; después, sonría un minuto y vuélvala a tomar sin dejar de sonreir. ¿Nota la diferencia?

7. Sonreír libera endorfinas y serotonina

En conjunto, estos neurotransmisores hacen que nos sintamos bien. Sonreír es una droga natural.

8. Sonreír le hará parecer una persona exitosa

La gente sonriente parece más confiada, por lo que tiene más probabilidades de ser ascendido en el trabajo, por ejemplo, o de que la gente la quiera conocer. Ponga una sonrisa en reuniones y citas y compruebe cómo el resto de personas reaccionarán hacia usted de  manera diferente.

9. Sonreír ayuda a mantenerse positivo

Haga esta prueba: Sonría. Ahora trate de pensar en algo negativo sin perder la sonrisa. Es difícil. Cuando sonreímos nuestro cuerpo está enviando al resto de nosotros el mensaje de que “La vida está bien!!”

Otro ejercicio que podemos hacer es dar saltitos de un lado para otro moviendo los brazos adelante y atrás a modo de bailecito, como cuando éramos niños; es imposible estar enfadado o estresado manteniendo esa actitud; es más, le retrotraerá momento alegres del pasado que puede que le reconforten. Esta idea la mantiene una colega, Gaztelu Lus Zufia; y créanme que funciona (ahora, que también le pueden tachar de “loco” 😉 )

10. Su familiar enfermo de Alzheimer se lo merece

Nos han dado todo en vida cuando eran conscientes; que estén más o menos agresivos verbal y físicamente dependerá en gran parte de nuestro estado de ánimo; así que en esta etapa de enfermedad se merecen estar en paz consigo mismos y nosotros procuraremos que así sea.

Manténgase alejado de la depresión, el estrés y la preocupación con una sonrisa.

cubo sonriente

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer “Para que no se olvide” VOL. I y II

9 Responses to "10 Razones por las que un cuidador de Alzheimer debe sonreír"

  • montse
    3 julio, 2013 - 5:33

    Muy muy interesante, muy ameno..
    Lo recomiendo..un curso muy didactico..Y eficaz. Muchas gracias, Eva. TU LO VALES!!!

    • eltallerdemismemorias
      3 julio, 2013 - 9:46

      Muchas gracias por tus palabras de cariño, Montse!

      Un abrazo!
      Eva.

  • Fases y Etapas Del Alzheimer: Primera Fase, Deterioro Cognitivo Ligero
    23 enero, 2014 - 8:30

    […] La enfermedad de Alzheimer, como otras demencias, va a cursar con un deterioro de la función cognitiva que provoca una dependencia funcional, alteraciones en la conducta y trastornos psiquiátricos, generando una importante carga para familiares y cuidadores (“10 razones por las que un cuidador de Alzheimer debe sonreír”) […]

  • Meri Martin
    26 abril, 2014 - 10:24

    Mi madre está en la primera face del arhzeimer y me gustaria tener más conocimiento

  • El Faro de Niel
    22 mayo, 2015 - 21:03

    Por experiencia personal, entiendo que el papel de los familiares o cuidadores de las personas que padecen alzheimer, es complicado y requiere una formación que les capacite para sobrellevar la presión emocional que se genera. En el caso de mi abuela, fue otro trastorno (demencia senil) el que fue minando su mente, hasta ir borrando, uno a uno, todos los recuerdos que albergaba, violentando su comportamiento en ocasiones y poniendo a prueba, la paciencia de quien de ella nos ocupábamos. Va a hacer 16 años de su fallecimiento, y cada vez que recuerdo sus dos últimos años de vida, no dejo de reprocharme la ignorancia que nos impidió comprender la enfermedad. Fue muy duro ver cómo su vitalidad se iba apagando progresivamente.
    La esperanza de vida cada vez es mayor en los países desarrollados, pero no solo basta con vivir más años, sino en que la calidad en la prolongación de la vida sea adecuada. Por ello, es muy importante la formación en este sentido, ya que actualmente, es muy complicado mantener y cuidar correctamente a una persona aquejada por una alteración similar, en casa, debido a la coyuntura socioeconómica.
    ¡Saludos!
    http://elfarodeniel.com/

    • Eva
      11 septiembre, 2015 - 11:05

      Gracias por tu aportación, compañero.
      ¡Saludos!
      Eva.