Go to Top

Consejos para reducir el estrés del cuidador de #Alzheimer @markeleva

Seguimos con los consejos que comenzamos a decir en el post anterior de Gestión de estrés para cuidadores de Alzheimer; el curso sigue avanzando y nosotros con él. No duden en consultar si les surge alguna cuestión que quieran resolver.

Hoy vamos a ver un par de consejos más.

Consejo 2: Reducir el estrés cuidando de uno mismo

Cuando el estrés interfiere en su capacidad para desempeñar de forma correcta su labor de cuidador, para administrar su vida personal, o afecta negativamente a su salud, es el momento de actuar. ¿Cómo? para empezar, prestando atención a su salud física y emocional. Cuando sus necesidades personales estén atendidas, usted será más fuerte y más resistente a la tensión. Cuanto mejor se sienta, mejor preparado estará para manejar el estrés  sin llegar a estar abrumado.

Cuidar de sí mismo no requiere una revisión total de vida. Incluso las cosas pequeñas pueden levantar su estado de ánimo, aumentar su energía, y hacerle sentir que vuelve a tomar las riendas de su vida.

Póngase en movimiento

señor corriendoEl ejercicio regular es un potente calmante para el estrés , incluso aunque sea lo último que le apetezca hacer.

El ejercicio aeróbico (actividad que eleva el ritmo cardíaco y hace sudar) es una forma sumamente efectiva para levantar el estado de ánimo; aumenta la energía, mejora el enfoque vital y relaja mente y cuerpo.

Para obtener el máximo alivio del estrés, trate de hacer al menos 30 minutos de actividad aeróbica la mayoría de los días de la semana. Le puede resultar más fácil si divide la actividad en dos o tres segmentos más cortos de tiempo; así puede adaptarse mejor a sus horarios.

Elija alimentos que lo mantengan sano

La hipoglucemia puede hacer que se sienta ansioso e irritable, mientras que comer demasiado puede “hacerle letárgico”.

Una alimentación saludable puede ayudarle a  sobreponerse de jornadas agotadoras. Al comer comidas pequeñas pero frecuentes, puede ayudar a su cuerpo a mantener un nivel uniforme de azúcar en la sangre, a mantener su nivel de energía, mantener la concentración y evitar los cambios de humor.

Beber alcohol con moderación y evitar la nicotina

El alcohol reduce temporalmente la angustia y la preocupación, pero en exceso puede causar ansiedad. No quiero con esto que piensen que estoy haciendo apología del alcoholismo. Me refiero a una cervecita fresquita después de un día agotador, un vasito de vino tinto en las comidas …porque beber para aliviar el estrés puede conducir a un abuso y dependencia del alcohol.

Del mismo modo, fumar cuando se siente estresado puede parecer tranquilizador, pero la nicotina es un estimulante muy poderoso  y conduce a niveles más altos de ansiedad.

Duerma lo suficiente

La falta de sueño puede volvernos más vulnerables ante el estrés.

Cuando usted está bien descansado, es mucho más fácil mantener el equilibrio emocional, un factor clave para hacer frente a la tarea de cuidador y al estrés. Trate de mejorar la calidad de su sueño manteniendo un horario para irse a la cama y con el objetivo de descanso de entre 6 y 8 horas cada noche.

Consejo 3: Reducir el estrés en el trabajo, dando prioridad y organización

Cuando el trabajo y el estrés amenazan con desbordarnos, hay algunos pasos simples que puede hacer para recuperar el control sobre sí mismo y la situación.

He aquí algunas sugerencias para reducir el estrés, dando prioridad a la organización y a sus responsabilidades.

Administración del tiempo

calendario

  • Crear un programa de tareas equilibrado. Analice su horario, las responsabilidades y las tareas diarias. Si está lleno de trabajo y no tiene nada de ocio, tiene la receta perfecta para lo que los expertos denominan
    burnout ( a grandes rasgos consiste en la presencia de una respuesta prolongada de estrés en el organismo ante los factores estresantes emocionales e interpersonales que se presentan en el trabajo, que incluye fatiga crónica, ineficacia y negación de lo ocurrido)

    Trate de encontrar un equilibrio entre su labor de cuidador  y la vida familiar, las actividades sociales y actividades solitarias; entre  las responsabilidades diarias y el tiempo de inactividad.

  • No se exceda en tareas. Evite programar cosas una detrás de otra, o tratando de encajar demasiadas en un día. Subestimamos con frecuencia el hacer las cosas a largo plazo o dejarlas para otro día; nos parece de vagos. Si usted tiene demasiados compromisos, distinga entre los “deberes” y los “placeres”. Deje tareas que no son realmente necesarias para la parte inferior de la lista o elimínelas por completo.

Si alguien le pide un favor, consulte primero su lista y si no puede hacerlo, no se ande con rodeos y diga NO. A veces pretendemos llegar a todo pero acaba saliendo todo mal, al revés o de forma deficiente.

  • Trate de salir más temprano por la mañana. “A quién madruga, Dios le ayuda“, decía mi abuela; y qué razón tenía. Incluso 10-15 minutos pueden hacer la diferencia entre ir frenéticamente corriendo a todos sus quehaceres o tener tiempo para facilitar su día. No añada más ingredientes a sus niveles de estrés por llegar tarde a las cosas.
  • Planifique descansos regulares. Asegúrese de tomar pequeños descansos durante el día para dar un paseo o relajarse y despejar su mente. Alejándose de sus tareas se  recargará brevemente, y le ayudará a ser más productivo.

Consejos de gestión de tareas para reducir el estrés

  • Priorice las tareas. Haga una lista de las tareas que tiene que hacer, y hágales frente según un orden de importancia: los puntos de alta prioridad en primer lugar. Si usted tiene algo particularmente desagradable que hacer, realícelo de las primeras cosas. Como resultado, el resto del día será más agradable.
  • Divida los proyectos en pasos pequeños. Si un gran proyecto parece imposible de realizar, haga un plan paso a paso. Céntrese en un solo paso manejable a la vez, en lugar de hacerlo todo de una vez.
  • Delegue responsabilidades. Usted no tiene que hacerlo todo solo. Si otras personas pueden hacerse cargo de la tarea, ¿por qué no dejar que le ayuden? Deje de lado el deseo de controlar o supervisar cada pequeño paso. Estará dejando de lado el estrés innecesario en el proceso.

¿Cómo van? ¿Resulta espeso? Espero que sigan aprendiendo y el próximo miércoles les espero con unos pocos consejos más. ¡Hasta entonces, un abrazo!

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer “Para que no se olvide” VOL. I y II

One Response to "Consejos para reducir el estrés del cuidador de #Alzheimer @markeleva"