Go to Top

Consejos para reducir el estrés del cuidador de #Alzheimer y 2 @markeleva

Continuamos con los Consejos para reducir el estrés del cuidador; hoy vamos a ver las 5 habilidades clave de la inteligencia emocional y terminamos la sesión con 5 maneras de disipar el estrés.

Consejo 4: Reducir el estrés en el día a día mediante la mejora de la inteligencia emocionaltocar flor

Incluso si usted tiene una jornada donde el ambiente se vuelve cada vez más estresante, puede conservar un alto grado de auto-control y auto-confianza gracias a la comprensión y la práctica de la inteligencia emocional.

La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar y utilizar sus emociones de una manera positiva y constructiva. Cuando se trata de la satisfacción y el éxito en la tarea del cuidador, la inteligencia emocional importa tanto como la capacidad intelectual. La inteligencia emocional trata de comunicarse con el enfermo de una manera que atraiga la atención de la persona a usted, que supere los problemas de comunicación, que repare los sentimientos heridos por el enfermo y que alivie la tensión y el estrés.

La inteligencia emocional en su día a día:

La inteligencia emocional en su día a día tiene cuatro componentes principales:

  • Conciencia de sí mismo – La capacidad de reconocer sus emociones y su impacto durante el uso de instintos para guiar sus decisiones.
  • Autogestión – La capacidad de controlar sus emociones y comportamientos y adaptarse a las circunstancias cambiantes.
  • Conciencia social – La capacidad de sentir, entender y reaccionar a las emociones de los demás y sentirse cómodos socialmente.
  • Gestión de las relaciones – La capacidad de inspirar, influenciar, y conectar con los demás y manejar los conflictos.

Las cinco habilidades claves de la inteligencia emocional

Hay cinco competencias clave que usted necesita dominar con el fin de aumentar su inteligencia emocional y manejar el estrés en su tarea como cuidador.

  • Darse cuenta de cuando está estresado, reconocer su respuesta al estrés en particular; que se familiarice con las señales sensoriales que le pueden calmar rápidamente y energizar. La mejor manera de reducir el estrés rápidamente es a través de los sentidos: la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto. Sin embargo, cada persona responde de manera diferente a los estímulos sensoriales, por lo que necesita encontrar cosas que sean calmantes para usted.
  • Manténgase conectado a su experiencia emocional interna para que pueda gestionar adecuadamente sus propias emociones. Las emociones influyen en sus pensamientos y acciones, así que preste atención a sus sentimientos y téngalos en cuenta en la toma de decisiones de su día a día. Si usted no hace caso a sus emociones no será capaz de entender sus propias motivaciones y necesidades, o no podrá comunicarse efectivamente con los demás.
  • Reconocer y utilizar con eficacia las señales no verbales y el lenguaje corporal. enfadoEn muchos casos, lo que decimos es menos importante que cómo lo decimos (señales no verbales que enviamos, como el contacto visual, expresión facial, tono de voz, la postura, el gesto …) Sus mensajes no verbales pueden producir un sentido de desinterés, desconfianza, deseo de no conexión o pueden generar confusión y tensión. También tiene que ser capaz de leer con precisión y responder a las señales no verbales que otras personas le envían.
  • Desarrollar la capacidad de enfrentar los desafíos con humor. No hay mejor destructor de la tensión que una carcajada y nada más rápido reduce el estrés en el lugar de “trabajo” que el humor mutuamente compartido.
  • Resolver conflictos de manera positiva. Resolver conflictos de manera sana, constructiva puede fortalecer la confianza entre las personas y aliviar el estrés y la tensión. Cuando el manejo de situaciones requiere de una gran carga emocional, mantenga la concentración en el presente haciendo caso omiso de viejas heridas y resentimientos, conecte con sus emociones y escuche las palabras y las señales no verbales que se utilizan. Si un conflicto no se puede resolver, opte por poner fin a la discusión, incluso si todavía no está de acuerdo.

Consejo 5: Romper los malos hábitos

A medida que aprenda a manejar su estrés, usted tiene más control sobre su capacidad de pensar con claridad y actuar en consecuencia. Usted será capaz de romper los hábitos que aumentan el estrés en su día a día y usted podrá ser capaz de cambiar las formas negativas de pensar en cosas que sólo añaden estrés.

Eliminar las conductas autodestructivas

Muchos de nosotros nos creamos estrés con pensamientos y comportamientos negativos. Si usted puede darle la vuelta a estos hábitos autodestructivos, encontrará que el estrés es más fácil de manejar.

  • Resista el perfeccionamiento. Ningún proyecto, situación o decisión es perfecto, por lo que tratar de alcanzar la perfección en todo lo que hace añade estrés innecesario a su día a día. Tratar de hacer demasiado está abocado al fracaso; tenemos que establecer metas realistas para uno mismo.
  • Depure su día a día. Si siempre se le hace tarde, adelante sus relojes y descubrirá  tiempo extra. Si su habitación es un desastre, cree un orden en ella; el hecho de saber que todo está en orden, ahorra tiempo y reduce el estrés. Cree listas de tareas y tache elementos conforme los lleva a cabo. Planifique su día y se cíñase a la programación; se sentirá menos abrumado.
  • Dele la vuelta a sus pensamientos negativos. Si ve el lado negativo de cada situación, se encontrará sin energía y motivación. Trate de pensar cosas positivas sobre su tarea.
  • No trate de controlar lo incontrolable. Muchas cosas están fuera de nuestro control, especialmente el comportamiento de otras personas. En lugar de destacarlas, céntrese en las cosas que puede controlar, como la forma en que usted va a reaccionar a los problemas. Estamos tratando con un enfermo; no podemos saber cómo va a reaccionar él en según qué situaciones, pero sí cómo voy a reaccionar yo.

Cinco maneras de disipar el estrés

  • Aléjese por un tiempo. Cuando el estrés va en aumento, trate de tomar un pequeño descanso y alejarse de la situación estresante. Dé un paseo fuera de casa si es posible, o pase unos minutos meditando en la sala de estar. El movimiento físico o encontrar un lugar tranquilo para recuperar su equilibrio pueden reducir rápidamente el estrés.
  • Hable de ello con alguien. sonrisa bocaEn algunos casos, simplemente compartir sus pensamientos y sentimientos con alguien de su confianza puede ayudar a reducir el estrés. Hablar sobre un problema con alguien que es a la vez de apoyo y tiene empatía puede ser una gran manera de desahogarse y aliviar el estrés.
  • Conecte con otros cuidadores. Cree una red de contacto o adhierase a alguna de cuidadores de familiares de Alzheimer;  puede ayudar a amortiguar los efectos negativos del estrés. Recuerde que puede escucharles y usted puede ofrecer apoyo cuando ellos están en necesidad también. Para ello le recomiendo una página de Facebook llamada “Sencillamente cuidando; cuidadores de Alzheimer” o cualquiera de los blog y páginas web que aparecen en el apartado “Uniendo nuestras fortalezas 2.0” de este blog.
  • Busque el humor en cada situación. Cuando se usa apropiadamente, el humor es una gran manera de aliviar el estrés en el lugar de trabajo. Cuando usted o las personas a su alrededor comiencen a tomarse una situación tensa demasiado en serio, encuentren una manera de aligerar el ambiente compartiendo una broma o una historia divertida.

La próxima semana seguiremos más y mejor. Hasta pronto!

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer "Para que no se olvide" VOL. I y II

One Response to "Consejos para reducir el estrés del cuidador de #Alzheimer y 2 @markeleva"