Go to Top

¡No puedo más! Necesito ayuda para paliar mi sentimiento de culpa

He tenido una consulta de una cuidadora llena de  palabras que denotaban cansancio y dolor; así que me parece importante hablar de ello en este post; esta semana aprovecho las consultas de los lectores para hablar de diferentes temas en los artículos. Éste en concreto está escrito en femenino porque es la respuesta una mujer desesperada que cuida de su hermano gran dependiente.

Ya hablamos en anteriores post sobre el estrés del cuidador (“Gestión del estrés para cuidadores de Alzheimer” y siguientes)* se los enlazo al final de este artículo. Pero en esta ocasión vamos a hablar de emociones concretas como son la ira y la culpa.frustración

Las personas que cuidan a un familiar a menudo hablan de sentirse culpables, aunque la gente de su alrededor los tranquilizan diciéndoles que lo están haciendo lo mejor que pueden. Vamos a examinar algunos de los problemas que pueden causar estos sentimientos. Le quiero explicar por qué es importante hacer frente a esos sentimientos

Como cuidador, es probable que sienta una amplia gama de respuestas emocionales a su situación, tanto positivas como negativas. Esto se debe a que, aunque el cuidado puede ser muy gratificante, también es un trabajo duro y puede ser muy estresante. Algunas de las emociones que surgen, como la frustración y la ira, son respuestas saludables a las circunstancias difíciles. Pueden ser útiles, ayudar a la gente a seguir adelante. Sin embargo, otras emociones, como la culpa, puede ser más difícil de tratar, y dejar a la gente una sensación de impotencia, que es lo que creo que le sucede a usted.
Mientras que la experiencia de cada persona es diferente, la culpa puede ser una emoción muy agotadora, consume energía que se necesita para otras tareas, en este caso, para curarse usted misma.

Circunstancias que a menudo conducen a sentimientos de culpabilidad en los cuidadores

Otros cuidadores parecen arreglárselas mejor que tú
No existe el “cuidador perfecto”, y es importante no ser demasiado duro consigo misma. ¿Está siendo realista acerca de lo que puede lograr? Si no es así, puede reducir cualquiera de las expectativas que tiene de sí misma, o buscar ayuda. Esta ayuda no tiene por qué ser de servicios específicos, tales como los proporcionados por la autoridad local. A veces, sólo dejar que la familia y amigos sepan cómo se siente puede darles la oportunidad de ayudar.

A veces tiene pensamientos y sentimientos desagradables
Puede sentir que cuida a su hermano por un sentido del deber, porque está indefenso y vulnerable. A veces puede desear que la persona estuviera muerta. Estos sentimientos son comunes y bastante normales, pero pueden ser muy difíciles de aceptar y muchos cuidadores pueden sentirse avergonzados o culpables.
No puede evitar o controlar cómo se siente acerca de la persona, pero usted puede tratar de controlar la forma de responder a esos sentimientos. Trate de no juzgarse a sí misma. Admita que posee esos sentimientos y hable de ellos a través de alguien que pueda entenderla (no tiene por qué ser un profesional) Es un primer paso para hacer frente a estos sentimientos.

A veces se enoja o se irrita
Si usted se siente enojada y frustrada, es posible que de vez en cuando tenga ataques de ira hacia la persona que está cuidando. A muchos cuidadores les resulta difícil perdonarse a sí mismos esta situación.
Trate de recordar que el cuidado puede ser muy estresante y la ira o la frustración son naturales en esta situación. Las técnicas de relajación, como la respiración profunda, pueden ayudar a aliviar el estrés. POST: ¿Cómo desarrollar una actitud positiva para aliviar el estrés?
Tome algo de tiempo para sí misma; haga algo que le guste, como la lectura o el ejercicio; esto puede ayudarle a mejorar estos sentimientos

Siente que no debe aceptar la ayuda
Muchos cuidadores sienten que ellos deben ser capaces de gestionar al enfermo sin ninguna ayuda. Es posible que le preocupe que su hermano esté peor si no está con él todo el tiempo.
El cuidado de una persona dependiente puede ser agotador. Usted puede ser capaz de liberar algo de su valioso tiempo mediante la aceptación de ayuda. Esto le dará más energía y puede permitir que usted le cuide por más tiempo.ayuda

Si usted está en España, puede y debe acudir a los Servicios Sociales de su localidad; ellos le ayudarán. Tienen servicios para la Promoción de la Autonomía Personal y de Atención a las personas en situación de dependencia, tales como el Servicio de ayuda a domicilio. Son servicios prestados al usuario en su propio domicilio con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria. Engloban:
. La atención a las necesidades domésticas o del hogar: limpieza, lavado, cocina u otros.
. La atención personal, en la realización de las actividades de la vida diaria (AVD)

También pueden remitirla a un Centro de día o un centro de noche, creados con el FIN de incrementar o mantener el mejor nivel posible de autonomía personal del enfermo y prestar apoyo a sus familias y cuidadores.

O quizá le oferten un Centro de Atención Residencial cuyo FIN es ofrecer servicios continuados de atención de carácter personal y sanitario, según el tipo de dependencia, grado de la misma e intensidad de cuidados que precise la persona; existen dos tipos de centro:
⋅ Residencia de personas mayores en situación de dependencia.
⋅ Centro de atención a personas en situación de dependencia, en razón de los distintos tipos de discapacidad

A veces se siente atrapadaatrapada
Es fácil sentirse atrapada siendo cuidador, pero hay ciertas situaciones que pueden ser particularmente difíciles. Quizá usted quiere continuar con su vida a tiempo completo en lugar de dedicarse a cuidar, pero siente que es un pensamiento egoísta.
Es importante hablar de este dilema a través de una persona ajena a la situación. Bien podría ser un amigo, un consejero u otro asesor. Ellos deben ser capaces de ayudarle, a llegar a una decisión que sea buena para usted y ofrecerle apoyo constante cualquiera que sea la decisión que tome.

Si usted decide que su hermano necesita recibir atención residencial
Los cuidadores a menudo sienten que llevar a la persona a una residencia es una traición. Usted puede sentir que ha dejado a la persona, o que debería haberse hecho cargo por más tiempo. Es posible que haya prometido previamente a la persona que usted siempre iba cuidar de ella en su casa y ahora se siente obligada a romper esa promesa.
Recuerde que las promesas fueron hechas probablemente en una situación completamente diferente, cuando no tenía idea de lo que podría suceder en el futuro. Puede ser de ayuda hablar con otros cuidadores en un grupo de apoyo, pero no deje que otros que todavía están cuidando en casa influyan en su sentimiento de culpa. La situación de cada persona es diferente.
El traslado a una residencia no tiene por qué significar que usted renuncia a su papel de cuidador por completo, a menos que esto sea lo que quiere; es sólo una forma diferente de cuidar. Su participación aún puede ser muy importante. POST: ANTONIO (Fíjese lo importante que fue para Antonio la figura de su hermana).
Algunos cuidadores sienten que la atención residencial les ayuda a tener una mejor relación con la persona, ya que su tiempo juntos puede ser más especial, menos estresante y más como lo que solía ser antes de que llegase la constante preocupación sobre aspectos prácticos del cuidado.

Residencia Ciudad Patricia. Benidorm (Alicante. España)

Residencia Ciudad Patricia. Benidorm (Alicante. España)

Entrar en un centro es, sin embargo, un momento de transición; puede llevar a la persona y a su cuidador un tiempo para asentarse y acostumbrarse al cambio.

Pueden encontrar más información sobre el estrés del cuidador en artículos anteriores:

GESTIÓN DEL ESTRÉS PARA CUIDADORES DE ALZHEIMER

CONSEJOS PARA REDUCIR EL ESTRÉS DEL CUIDADOR DE ALZHEIMER

CONSEJOS PARA REDUCIR EL ESTRÉS DEL CUIDADOR DE ALZHEIMER Y 2

ESTRÉS Y PERSONALIDAD: ¡CONÓCETE! 

3 HÁBITOS QUE PREVIENEN EL ESTRÉS DEL CUIDADOR A LAGO PLAZO

¿CÓMO DESARROLLAR UNA ACTITUD POSITIVA PARA ALIVIAR EL ESTRÉS DEL CUIDADOR?

Espero haberles ayudado. Si tienen más dudas, no dude en volver a contactar conmigo a través de las consultas online

About Eva

Licenciada en Pedagogía, está especializada en formación de adultos y gerontología educativa; aporta amplia experiencia en el diseño, implementación y evaluación de programas formativos y ha realizado varias investigaciones sobre el envejecimiento y la educación de mayores, que han dado como resultado la publicación de varios libros de ejercicios sobre el Alzheimer “Para que no se olvide” VOL. I y II

4 Responses to "¡No puedo más! Necesito ayuda para paliar mi sentimiento de culpa"

  • Raquel
    2 noviembre, 2014 - 20:40

    A veces cuando voy a ver a mi abuela, siento muchísima culpa porque está en una residencia, un montón de frases se agolpan en mi cabeza, sin embargo para mi hija todo es más fácil

    • Eva
      9 noviembre, 2014 - 15:43

      Hola Raquel; gracias por su comentario.
      Muchos cuidadores se encuentran abrumados por un sentimiento en particular: la culpa, cuya razón más común es el sentimiento de que uno ha fallado, especialmente si el familiar enfermo de Alzheimer debe ser internado en una Institución.Déjeme que le de algunos consejos:
      Acepte sus sentimientos de culpabilidad como parte normal de la pérdida y hágase estás preguntas:
      “¿Son mis expectativas reales?”
      “¿Se tomó la mejor decisión posible con la información que teníamos en ese momento?”
      “¿Ayuda la situación a sentirme culpable o me hace perder energía?”
      Recuerde que sus sentimientos son normales para cualquier persona que se encuentre en su situación. Aprendiendo a reconocer y aceptar sus sentimientos, podrá superar la crisis por la que está pasando.
      Cuente con el apoyo de los demás: Busque un amigo/a en el que confíe, una amistad sincera que no critique y que le permita expresarse libremente; así, podrá compartir sus sentimientos y dolor con ellas; incluso, le diría que observase a su hija: los niños aceptan con naturalidad que el abuelo/a viva en una residencia, e incluso viven con normalidad la enfermedad.
      Por cierto, me parece precioso el último post que ha escrito en su blog aprenderconlacrisis.com, titulado Residencia y Alzheimer; es de una dulzura increíble.
      Un abrazo!
      Eva.

  • lucho
    29 mayo, 2015 - 21:44

    Tengo 45 años cuido a mi padre de 88 años. Lo cuido dia y noche, deje por el momento el trabajo. Desde ya siento culpa porque algunas veces creo que soy algo explosivo con mi padre a quien amo mucho. El tiene parkinson en ultima etapa,esta con sonda nasogastrica y casi no tiene equilibrio. Yo njunca estudie enfermeria asi que todo lo resuelvo de momento. Como no se tecnicas para sujetarlo creo que a veces lo tomo fuerte para evitar que se caiga pero siento culpa por mi falta de paciencia. Por favor ayudenme, mi padre es el hombre mas bueno del mundo

    • Eva
      11 septiembre, 2015 - 11:16

      Hola Lucho! Entiendo perfectamente cómo puede sentirse.
      Como muy bien explican nuestros compañeros de Hospitales NISA parece que está sufriendo el Síndrome del Cuidador, trastorno caracterizado por un agotamiento físico y psíquico que se presenta en personas que desempeñan el rol de cuidador principal de una persona dependiente. Su aparición va pasando por una serie de fases y dentro de una de ellas y como reacción al sobreesfuerzo, aparece la irritabilidad, ese acabar perdiendo los nervios ante cualquier situación. Así mismo, pueden aparecer ansiedad, nerviosismo, tristeza, fatiga, soledad, …
      De aquí surge el conflicto: querer cuidar bien, pero sentir que la situación se nos escapa del control; sentimiento de culpabilidad por haber reaccionado de forma desmesurada …
      Puede ampliar la información en http://www.neurorhb.com/blog-dano-cerebral/sindrome-del-cuidador-ii-como-cuidar-al-que-cuida/
      Un abrazo!
      Eva.